top of page

¿Es posible hacer juego sensorial en casa y no morir en el intento?

¡Claro que si! te cuento algunos truquitos y te explico 7 comportamientos claves para apoyar el desarrollo de tu hijo. Nosotras somos expertas en este tipo de propuestas y créeme aquí te compartimos info que te ayudará a no tenerlo miedo a liarla un poco en casa sin morir de un ataque nervioso.


¿Qué es el juego sensorial?

El juego sensorial incluye cualquier actividad que estimule los sentidos del tacto, el olfato, el gusto, la vista y el oído de un niño pequeño, así como cualquier actividad que involucre el movimiento y el equilibrio. A través del juego sensorial los niños descubren e integran el mundo que los rodea, es parte fundamental de su desarrollo.

7 cosas que debes saber sobre cuál es tu rol cuando tu peque explora.


1. Brindamos las oportunidades para explorar, damos "el permiso" para que puedan tocar, ensuciarse, probar, oler. Nada atenta más contra el desarrollo de un niño que limpiarlo cada 2 segundos cuando come y gritar despavorida cuando se ensucia. Recuerda que nunca lo han tocado, olido antes...¿cómo podrán conocerlo si no les permitimos experimentarlo?


2. Somos espectadores y los acompañamos para asegurar que todas las condiciones sean seguras, al tiempo que disfrutamos de observar todo lo que nuestro hijo es capaz de hacer y que probablemente no lo sabíamos. Sin interrumpirlo, sin hablar sin parar, sin hacer mil preguntas....confía en que el/ella están aprendiendo en el silencio, en la manipulación de los materiales. No necesitan un narrador que habla sin parar a su lado.


3. Somos sensibles a sus necesidades para que explore con confort. Forzarlos no ayuda.

Permítele estar con la propuesta el tiempo que el/ella desee. Si un día solo quiso observar también vale. Mantén la propuesta otros días hasta que naturalmente el/ella decida aproximarse de otra manera. Ten paciencia, necesitan tiempo.

Lo importante es continuar intentándolo en otro momento, la exploración sensorial es clave para su desarrollo debemos ser creativos y persistentes.. Si no quiere tocar directamente la textura le damos una herramienta para hacerlo menos invasivo, y así progresivamente irá probando cada vez más cerca.


4. Somos facilitadores de su aprendizaje, siguiendo sus intereses y ritmo les ayudamos a ampliar sus descubrimientos, proponemos nuevas formas de utilizar los materiales y herramientas, aclaramos sus dudas y lo más importante ¡Jugamos y disfrutamos con ellos, pero no lo interrumpimos o cambiamos de dirección.


5. Durante la exploración ayudamos a construir vocabulario utilizando palabras descriptivas sobre el color, peso, forma, textura, fluidez, sensación así como las acciones que está ejecutando (colando, cavando, traspasando...)., pero insisto siempre respetando su ritmo y disfrutando el silencio.


6. Hacemos preguntas abiertas, por ejemplo “Me pregunto que pasaría si le agregamos mas agua a esta harina?.

Este tipo de comentarios centran la atención del niño en el proceso, le permiten entender las relaciones causa-efecto e incentivan su curiosidad científica. Nuevamente, todo en su justa medida y acorde a la edad del peque. En el juego sensorial lo importante es la sensación, la exploración con la mayor cantidad de sentidos posibles., no necesitan una catedra de trasvase a los 15 meses.


7. Somos modelos. Explora tu también y date el permiso de “re-conocer” las sensaciones, disfrutarlas, explicarlas y jugar. En la medida que tu disfrutes generas un ambiente relajado y propicio para el aprendizaje. El explorar por ti mismo los materiales e intentar reconocerlos a través de los ojos del niñé te da un nuevo universo.


Ahora así, aquí te dejo un resumen que te ayudará a traer el juego sensorial a casa, y si necesitas más ideas sobre qué usar, cada semana en el atelier hay muchas propuestas que te inspirarán para replicar en casa.


¡Si te ha gustado este contenido dinos algo! y aquí estoy para leer tus preguntas e inquietudes, con gusto responderé :)


Un gran saludo,

Radha





ความคิดเห็น


bottom of page